Viajar con niños puede ser muy divertido, si los padres controlan todos los detalles del viaje, con anterioridad. Antes de salir de vacaciones en familia, la principal preocupación de los padres es la elección del destino para viajar con bebés y niños.

El deseo de los padres es divertirse con sus hijos, acercarse más a ellos y lo importante es mantener la ilusión y divertirse mucho. No obstante, es importante adoptar algunas precauciones y organizarse. Las vacaciones son para relajarse y dejar de lado las reglas que se deben seguir normalmente, y sobre todo, pasárselo genial

Es por eso que te indicamos 5 increibles lugares donde puedes vacacionar con tus hijos.

 

1. Parque Ecológico de Xochimilco, Estado de México

¿Buscas relajarte en la Ciudad de México y  sin gastar mucho? Pues entonces visita esta área natural, recuperada como parte del Plan de Rescate Ecológico de Xochimilco. Cuenta con un lago de 54 hectáreas, con embarcadero, invernaderos, un pequeño zoológico, un aviario, un espacio con venados y coyotes en rehabilitación, además de instalaciones infantiles y deportivas. También posee servicios para días de campo. Sin duda, una excelente y económica opción que le enseñará a los más chicos que no es necesario viajar muy lejos para pasarla bien.

 

2. Río Filobobos, Veracruz

¿Buscas una aventura más extrema? Pues anima a tu familia a hacer rafting en el río Filobobos, en Veracruz. Hay muchos operadores de turismo de aventura en la zona con los que podrás contratar paquetes que incluyen hospedaje, comida y descenso en el río, además de otras actividades para aventureros como tirolesa, ciclismo, etc. El recorrido por el río es de aproximadamente 25 km, con divertidos rápidos de diversas intensidades. Recuerda contratar guías profesionales y certificados. Toma en cuenta que la práctica del rafting es sólo para niños mayores de 8 años.

A 10 km. Del municipio de Tlapacoyan, Veracruz

 

3. Santuario de la Mariposa Monarca, Michoacan

Cada año, desde mediados de noviembre hasta finales de marzo millones de mariposas pasan el invierno en los bosques de oyamel de Michoacán y el Estado de México. Sorprendentemente, estos pequeños insectos viajan miles de kilómetros desde las heladas montañas de la región de los Grandes Lagos de Norteamérica, recorriendo hasta 120 kilómetros en un día, hasta llegar a nuestro país para reproducirse e iniciar un nuevo ciclo. Se trata de una de las migraciones más espectaculares y toda una lección sobre los secretos y maravillas de la naturaleza que todo niño debería aprender. Si no has ido, aún tienes este mes para visitarlas.

Ejido El Rosario, dentro de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, Michoacán.

 

4. Reserva Ecológica de Nanciyaga, Veracruz

En Veracruz, muy cerca de Catemaco, se encuentra esta reserva de la selva tropical que está más al norte en el mundo. El lugar ofrece muchas cosas: puedes visitar a un chamán, tomar un baño de lodo, nadar en un manantial de agua mineral, tomar un temazcal o disfrutar de la comida típica. Puedes pasar sólo un día en la reserva, pero si te animas, hay cabañas para que te quedes más tiempo y, cuando termina el horario de visita, disfrutes de los sonidos de la selva. Sin duda, conocer Nanciyaga es más que cualquier clase de biología.

 

5. Parque Natural Las Estacas, Morelos

Si buscas algo menos extremo, pero que igual te ponga en contacto con la naturaleza, entonces por qué no organizar un campamento en Las Estacas. Muy cerca de la capital del país, este tradicional balneario brinda la experiencia de pasar la noche acampando, pero en un lugar seguro y lleno de comodidades y servicios. Recuerda que el parque ofrece actividades y campamentos específicamente para los menores. Por supuesto, no puedes dejar de recorrer su río, ya sea nadando, en kayak o buceando.

Miguel Hernández
WhatsApp chat