Durante las temporadas de lluvia los niveles de accidentalidad automotriz en México suelen incrementarse debido a las condiciones de las vías tanto en las ciudades como en las carreteras del país.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial México (CESVI MÉXICO) advierte que lo anterior se ve agravado por la falta de mantenimiento de los vehículos y la falta de conocimientos para conducir bajo los efectos de la lluvia, por lo que hace diversas recomendaciones para conducir en vías mojadas. Para reducir el riesgo de sufrir un accidente de tránsito recomienda atender los siguientes puntos:

El vehículo

1.- Mantener el automóvil en buenas condiciones de funcionamiento, teniendo en cuenta principalmente:

a) Los neumáticos: Estos deben contar con el dibujo necesario para poder garantizar el desalojo de agua de la superficie de rodamiento, para ello se recomienda verificar el indicador de desgaste con el que cuenta todo neumático.

b) Los frenos: Estos deben tener al menos un cuarto de vida, de preferencia lleve a revisión de la unidad al mecánico de su confianza.

c) Los faros: Es importante ver pero también es importante que nos vean; por tal razón es fundamental que todas las luces de la unidad enciendan adecuadamente, y encenderlas cuando empiece a llover.

d) Gomas de limpiadores: estas deben de limpiar perfectamente la mayor parte del parabrisas. Si las gomas de su auto dejan “rayas” de agua, cámbielas. También asegúrese de que las “plumas” sean del tamaño correcto, unas muy pequeñas no le darán buena visibilidad y unas demasiado grandes podrían desgastarse prematuramente.

El conductor

1. Reduzca la velocidad cuando llueve. Es primordial para reducir el riesgo de sufrir un accidente.

2. Es importante que el conductor conozca el funcionamiento del desempañante (defrost), todos los autos lo traen, para evitar limpiar el parabrisas con la mano o con otro objeto, ya que estas acciones solo sirven por un momento y suelen dejar más opaca la superficie que al principio, lo que provoca una menor visibilidad para el conductor.

3. Conducir bajo los efectos de la lluvia requiere de un mayor grado de concentración y alerta, por lo que es recomendable aumentar estos niveles para reducir el riesgo de tener un accidente de tránsito.

4. Se recomienda aumentar el espacio de seguimiento con el vehículo que va delante de nosotros, ya que al estar el piso mojado se requiere mayor espacio para detenerse. De los dos segundos habituales, déjese uno más por cada condición adversa.

5. Nunca se sabe qué hay debajo de un charco o su profundidad, por lo que no se recomienda pasar por encima de ellos, sin embargo, si no hay otra alternativa, reduzca se velocidad y mantenga la dirección sujetando el volante con ambas manos. Al salir del charco frene el vehículo continuamente para secar los frenos.

6. Mantenga la calma en congestionamiento, no se desespere, es mejor llegar tarde que no llegar.

 

 

Juan Francisco Infante Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat